Matías Manna On sábado, septiembre 13, 2014



Xabi Alonso es Milos Teodosic en este Bayern. Así lo decidió Guardiola. El base Teodosic liderará a Serbia hoy en la final del Mundial de Basquet frente a Estados Unidos y Xabi Alonso es eje del equipo de Pep en su segunda temporada en Alemania. Los dos (Milos y Xabi) determinan el estilo de juego de sus equipos. Cuando tienen el balón en su poder, sus entrenadores se sienten más seguros.

El mediocentro español es base en un equipo indescifrable. Así lo siente Pep y todo entrenador contrario que intenta adivinar posiciones en su equipo. En tres partidos de Bundesliga, nadie pudo intuir el ordenamiento de las piezas del Bayern Munich.

Ante Wolfsburgo, primera jornada, utilizó una defensa de tres con Lahm de central-lateral derecho y un Robben asimétrico del lateral-extremo izquierdo Bernat. Gaudino y Alaba en el centro con el tridente Gotze, Lewandowski y Muller, el mismo que se repitió en los tres encuentros sin coincidir en sus posicionamientos.


Frente a Schalke, segunda jornada de Bundesliga, Lahm volvió a ejercer como lateral derecho, Alaba hizo lo propio por la otra banda justo en el debut de Xabi Alonso en la medular, acompañado esta vez por Sebastian Robe, un Paul Scholes muy verde, todavía apresurado con el balón en los pies pero con valentía para romper líneas. Ese día Shaquiri fue extremo derecho, Gotze creaba superioridad desde izquierda al centro y Muller y Lewandowski intentaban profundidad sin dar referencias.



 En el tercer partido de liga, frente a Stuttgart, a tres días del inicio de la Champions League frente a Manchester City, Guardiola decidió poblar el centro del campo con Lahm, Alonso y Alaba con Gotze como mediapunta. Rombo para dominar.

Todo esto en una temporada que comenzó frente a Dortmund con un 5-2-3. Antes del partido frente al City nadie sabrá el posicionamiento inicial de Bayern. Esto también les ocurría a los rivales del mítico Dream Team de Johan Cruyff, para sorpresa de periodistas que hoy se suman a la innovación del cruyffismo.

Por sobre todo, el orden lo dará Xabi Alonso que esta vez estará cercano a David Silva en otro duelo Pellegrini-Guardiola. Como Teodosic, Alonso ese día se sentirá más cómodo si puede interactuar con similares. Encontrar más por dentro que por fuera a Lahm, verticalizar con un pase entrelíneas con un centrodelantero, sumar a Gaudino (nunca la pierde, como se ve en el video) a su lado o contar con un central que le facilite el 3vs2 en salida frente a Agüero y David Silva, será más importante que predeterminar números telefónicos o esquemas tácticos. Al parecer en el Bayern nada puede existir sin previamente pasar por los pies de Xabi Alonso. Lo mismo sucede con el seleccionado serbio y con las manos de Teodosic.

 

A lo largo de la temporada el insorportable ego de Bastian, el arte de Thiago, los ocurrencias de Ribery y las aventuras ofensivas de Robben, deberán ordenarse a partir del pase de Xabi Alonso.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email