Matías Manna On domingo, agosto 17, 2014

A las intenciones de deletrear con números el nuevo sistema de Guardiola en el Bayern Munich se le suma nuevas incertidumbres. Luego del 1 a 0 de hoy, Boateng pasó a ser lateral derecho y su equipo en organización defensiva tuvo una fotografía semejante a la siguiente.



4-4-2 , 4-4-1-1. Los números seguirán. Si algo produce incomodidad en la labor de "entrenador-analista" es tratar de dar números a un sistema. Es como intentar poner un elefante dentro de un casa pequeña. Algunos se jactan de haberlo logrado y descansan en las posiciones de partida como argumento analítico. Otros entrenan según ese análisis y así surgen equipos que intentan desde su desarrollo eludir a esas simplificaciones.   


"Se habla mucho de sistemas, porqué esto no exige profundizar, lo importante no son las posiciones de partida sino los desarrollos. Eso es lo que diferencia a un equipo de otro. Hay un momento defensivo y otro ofensivo. A partir de ahí hay unas evoluciones o desarrollos que marcan el estilo de un equipo, pero eso obliga a conocer mucho el fútbol. El sistema es al fin y al cabo, tan solo una fase fotográfica. Lo de los dibujos me es igual, ya que todos suenan más o menos a números telefónicos que a otra cosa. No creo que los sistemas como punto de análisis. Las funciones que muchos jugadores desarrollan sobre el campo nada tienen que ver con las posiciones de inicio. El fútbol es de los futbolistas, y los que mandan sobre el campo son los jugadores con sus intenciones", Juan Manuel Lillo. 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email