Matías Manna On martes, enero 17, 2012

Un equipo pasa a la historia porque se lo recuerda con los años. El equipo de Johan Cruyff, con Guardiola como vértice del rombo, lo conocí más profundamente en los primeros años de la década del 2000. Irrepetible, pensaba. El gusto por el 3-4-3 aumentaba con el avance en la visualización de videos.

Ni bien asumió el mando del primer equipo, Guardiola prueba en el Joan Gamper un 3-4-3 en minutos finales tras ir perdiendo frente a Boca Juniors. Pinto en portería; Puyol, Piqué y Abidal en defensa. Keita de mediocentro, Xavi e Iniesta como interiores, Víctor Vázquez a lo Bakero; Eto´o de 9 y Jeffrén y Pedro, tal como estaban en el Barcelona B de Pep, como extremos. Luego, priorizó el académico 4-3-3.

El equipo muta en relación al rival y nunca es bueno jugar siempre de la misma forma. Cambios constantes en ofensiva. "El 3-4-3 es posible", sostenía este medio en la primera prueba en Liga. Hoy aplaude la intervención. Si los volantes-extremos rivales están abiertos o no, ahora poco importa. El orden lo da el balón y con el 3-4-3 se gana una línea. Mayor gente en medio del campo, más superioridad allí.

¿La vuelta del rombo? Pocas veces se ve el rombo hoy. Un pentágono suena mejor. 5 lados. Busquets, piedra angular, Xavi, Iniesta con Cesc y Messi intercambiando posiciones siempre. Más parelelos, al espacio que uno detrás del otro.  

Poco importan los números o las figuras, el estilo es otra cosa y todos ya lo saben. El equipo de Guardiola pasará a la historia. La audacia y los conceptos de juego que presenta hoy se volverán a ver en años. Serán  irrepetibles, pienso. ¡Felicidades Pep!

5 Comment

  1. Felicidades a vos que desde Rosario pudiste armar este blog reconocido mundialmente. Y congrats por la nota en Un Caño, saludos!

  2. Gracias Granjero! Todavía no llegó aquí Un Caño. Es del mes de enero donde salió la entrevista?

    Gracias por escribir y estar ahí.

  3. Un gusto tú blog, pieza obligada, se me antoja, para el estudio del juego. ¡Felicidades!

    Igualmente, los invito a ver mis crónicas del partido: http://dalalimpia.blogspot.com/2012/01/un-equipo-de-playstation.html

  4. Hay un cambio cuando el pentágono se pone en marcha. La transición Xavi existe poco. Es una de las decisiones del 3-4-3. Y no lo hace menos bueno, logra Xavi estar en posiciones muy cómodas para solamente ocuparse de jugar de 3/4 de campo para arriba.
    La iniciativa lo toma Cesc o Iniesta, o la defensa de tres juega con los extremos que se retrasan para encontrar espacios x dentro.

  5. ceo says:

    Me encanta su blog, sin embargo me gustaría ver mas análisis de los partidos del Barcelona donde el juego no es tan fluido, por ejemplo contra el Espanyol, para entender el futbol desde el punto de vista de lo que NO se debe hacer cuando se quiere jugar de la forma en que juega el Barca.
    Saludos,

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email