Matías Manna On miércoles, febrero 09, 2011

"Lo quiero cerca del área, porque está allá donde es peligroso. Pero para que lo sea el resto del equipo tiene que generar desde atrás y en la cuarta o quinta acción Messi debe recibir cerca del área”, Guardiola luego del segundo partido de su primera pretemporada como entrenador del Barcelona.

El 9 falso siempre se usó. Hungría del 50 fue uno de los primeros, Di Stáfano fue el primer paradigma de no jugar con una fija en el centro de ataque y generar superioridades en mediocampo.

Messi hace eso en el Barcelona y con eso se ha retransformado. Es mucho más importante que en las temporadas anteriores, recibe más cantidad de pases y está más en activo.

La clave es que los rivales del Barcelona ya no seben que hacer. Si presionan la salida de Piqué, Abidal y de Busquets (primera línea), Xavi & Iniesta (segunda línea) quedarán espacios entre sus defenas y sus mediocampistas. Ahi actúa Messi. Sobre todo en el inicio de toda construcción ofensiva de su equipo, la salida limpia desde el fondo.

"Cuando se sitúa de ariete, los centrales dudan, no saben si salir en su busca o flotarle, y, mientras tanto. Messi ya resolvió", manifestaba Tito Vilanova.

Para esto tiene a Pedro y Villa bien abiertos, que saben moverse tanto y muy bien. Con la humildad suficiente para no creerse más que el mejor. Los laterales rivales con ellos, los dos centrales sin saber que hacer por miedo a dejar espacios atrás. No se acostumbra eso en el fútbol. Messi se junta y toca con los del medio o sale en superioridad hacia el arco contrario.

Otra cuestión importante es que Messi estando ahi es el primer defensor. Un 9 puro muchas veces no presiona de inmediato tras pérdidas. Messi si. 

En cualquier juego táctico Messi crea superioridad, pero su reformulación en su puesto recrea el juego del Barcelona, lo hace más constante y aún más perfecto.

Como final más declaraciones de Guardiola en la pretemporada 2008, que ayudan a entender difencias entre cómo juega Messi en Argentina y cómo juega Messi en el Barcelona: “Messi aporta cosas diferentes, pero quiero crear una conciencia colectiva. No entiendo el fútbol como un deporte de un jugador, sino como un equipo. Para que Messi juegue bien tenemos que crear buen juego. Quiero transmitir que todos se necesitan y que si lo saben eso nos llevará a ganar partidos. No tengo la sensación de que existan dos Barças, uno con Messi y otro sin él. Leo hace cosas diferentes, pero también gracias a que el equipo también hace otra cosas. No quiero que Messi lo resuelva todo. A Messi hay que ayudarlo porque él también nos ayuda."

"Debe sentirse parte de un grupo y sentir que cuando nos marquen un gol, también sea en parte culpa suya", conferencia inicial de Pep el 17 de junio de 2008.   

Fotos: barcelonafootballblog

4 Comment

  1. Hanz says:

    Bravo, Matías. Lo has dicho todo muy bien. Gracias a que Guardiola vio lo que no vieron otros es que podemos disfrutar del Messi mayúsculo, superlativo, que tenemos ahora. Eso es lo que necesita en Argentina, un equipo que le ayude para que el ayude al equipo. Batista va por buen camino.

    Humberto Andrade Zambrano

  2. Perfecto análisis. Las claves son varias como bien apuntas:+
    1- Los rivales del Barcelona ya no seben que hacer, cómo defender.
    2-Cuando se sitúa de ariete, los centrales dudan, no saben si salir en su busca o flotarle, y, mientras tanto. Messi ya resolvió.
    3- Pedro y Villa bien abiertos, que saben moverse tanto y muy bien. Con la humildad suficiente para no creerse más que el mejor
    4- Messi estando ahi es el primer defensor

  3. En primer lugar hay que decir que Messi juega casi siempre bien, en la seleccion o en el Barsa y que el Barsa juega bien casi siempre con o sin nueve falso. Que con Villa se juegue mejor que con Ibra es una cuestion de paladar, pero antes y ahora el equipo la rompe. Que juegue uno u otro hace la misma diferencia que jugara Paxson o B. J. Arsmtrong como base de los Bulls en los tiempos que Bill Jackson juntaba a Jordan, Pippen y Rodman. Dame a Iniesta, Xavi y Messi y gano nueve de cada diez partidos aunque el 9 falso sea Matias Manna.
    Por el lado de como neutralizar al Barsa, hubo buenos intentos en algunos existosos. Cuando se defiende al Barsa como lo hizo Mou en aquellas semifinales de la Champions o como Sabella en la final del mundial de clubes se le puede ganar. Lo que hay que lograr es que en vez de Xavi e Iniesta, el que agarre la lanza sea Pique. Cuando pasa eso es porque el Barcelona esta deshauciado. Pero no le pasa muy seguido.

  4. Sito says:

    Me atrevería a recordar que Rijkaard lo puso alguna vez en esa posición de falso delantero centro, pero quien lo asentó en ese lugar fue Pep. No obstante lo anterior, destaco la nueva colocación de Lionel, probado en pocos partidos: todavía más atrás, de volante u organizador, lo que igualmente genera desconcierto. Este es otro recurso que está probando Guardiola para desencallar hipotéticos antídotos: retrasarlo aún más para dar entrada a otros en ataque, que por supuesto llegan y no viven allí.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email