Matías Manna On martes, noviembre 17, 2009

"Mientras que España juega los partidos, los otros equipos sólo lo miran", justificó Pep Guardiola mientras analizaba a la selección española. El estilo de juego que lleva esta selección se enmarca al paradigma Guardiola. Otra producción de Paradigma, para exhibirlo.

8 Comment

  1. Y aún dicen que en el Madrid no gusta este juego, que le pregunten a Casillas, Ramos o Arbeoa y sobre todo Xabi Alonso.

  2. Manu says:

    Impresionante video. España tiene la mejor medular del Mundo de largo.

    Un abrazo Mati

  3. jcf says:

    creo que es el primer partido que juega bien Alonso con España, hasta ahora se empeñaba en dar pases y pases de 30 y 40 metros como cuando jugaba en el Liverpool (ver partidos contra Turquia). Es verdad que tener detrás a Busquets le libera de funciones defensivas al ser el último centrocampista, pero lo verdaderamente importante es que dando pases a 5 o 10 metros combina mejor con el resto de jugadores. Es una ventaja para España porque es un registro más respecto al juego de la Eurocopa, es un jugador que puede mezclar el pase corto con el desplazamiento para coger por sorpresa a la defensa contraria. Ahora empieza a parecerse a Senna

  4. jcf says:

    El nuevo juego de Alonso puede tener repercusión tanto en Cesc como en los delanteros porque obligará a jugar con uno sólo. ¿Se atreverá el entrenador a dejar en el banquillo a uno de los dos?

  5. jcf says:

    por último, es verdad que el juego del Barça y el de España son muy parecidos aunque creo que es más completo el del Barça por ocupar de forma más racional todo el campo. Está más trabajado. Juega más abierto y ocupa mejor las bandas, tanto en ataque como en defensa. España renuncia prácticamente a este espacio y lo suple con la gran posesión de balón que tiene. ¿Qué pasará cuando una selección le busque una superioridad a los laterales a la espalda de los centrocampistas? ¿Es suficiente el trabajo de Busquests/Senna para tapar ese espacio ya que se juega sólo con un mediocentro? Es por este motivo por el que juega mejor con un sólo delantero que con dos ya que está más poblado de jugadores el centro del campo

  6. Ha tenido que pasar año y medio para que el Barça, por fin, necesite el apoyo de la afición. Hasta ahora ha sido todo lo contrario. Ellos nos lo han dado todo a base de goles, fútbol y títulos. Sin embargo, esa situación idílica, tarde o temprano, debía llegar a su fin. Este deporte es así de caprichoso. Con una plantilla muy similar a la del año pasado, con el mismo entrenador, el mismo sistema de juego y un año más de experiencia, se dan todos los parametros necesarios para repetir una temporada de ensueño, sin embargo, el equipo no acaba de carburar. Tampoco hay que ser tremendistas, más que no carburar, yo diría que no rinde a su nivel máximo, durante tanto tiempo como el año pasado. Para muestra, un botón. Este fin de semana, en la Catedral y sin nuestro 9 referencia, el Barça se marcó una primera parte espectacular. Fútbol rápido, fluido, serio, máxima concentración defensiva y la misma actitud de la temporada pasada, es decir, ir a por el partido desde el minuto 1. Sin embargo, con el gol de Alves recién comenzada la segunda parte, todo cambio. El equipo, en lugar de ir a por el segundo tanto, el de la tranquilidad, comenzó a encerrarse en su propia área y eso, en el fútbol actual, es un craso error. El Athletic entendió que era el momento de ir a por el partido y sin dudarlo fue a por el empate con un fútbol práctico, simple y eficaz. Logró un punto que el año pasado, ni hubiera soñado.

    Muchos hablan de falta de puntería y dificultad para encontrar puerta. Yo creo más en una falta de mentalización y en ocasiones, ambición. Aunque Pep intenta que el futbolista no caiga en la autocomplacencia, es difícil conseguirlo cuando desde el exterior, no hacen más que repetirte que eres el número uno y que practicas el mejor fútbol del planeta.
    En ocasiones parece que el Barça va demasiado sobrado. Comienza con demasiada parsimonia los partidos y cuando quiere ponerse a jugar, han pasado ya 30 minutos de la primera parte.Hay que despertar, hay que recuperar el hambre y la mentalidad ganadora. En eso se ha perdido con Eto'o. Ojo, no digo que el cambio por Ibra sea malo. Ibrahimovich, técnicamente es mejor que el camerunés en practicamente todo. Sin embargo, la actitud contagiosa de Samuel, como obligaba a todo el mundo a apretar los dientes arriba... eso es algo insustituible. Ahora nuestro equipo tiene más opciones tácticas, pero menos corazón.

    Como digo con el título, ahora es la oportunidad para aficionado culé, en devolverle al equipo, todo lo que nos dió el año pasado. Con el Barça en una situación delicada en la Champions, con Messi e Ibra tocados, Touré y Abidal engripados y el maligno envalentonado, es la hora de olvidar, aunque sea momentaneamente, las carencias que todos estamos viendo sobre el campo últimamente y apoyar a muerte a los once gladiadores que nos van a defender tanto el Martes como el Sábado.

    Por una vez, dejemos nuestro síndrome colchonero por antonomasia, superemos nuestro ya famoso efecto autodestructivo, confiemos en un grupo que de la mano de Pep, nos ha transportado a niveles tántricos de placer solo alcanzados con algún polvo esporádico y siempre recordado.

    Sí, hay que analizar lo que está sucediendo este año. De nada sirve ponerse la venda. Messi está tristón, Henry missing, Iniesta depre, Alves ya no es GP y a duras penas si llega a los 125cc, Piqué se dejó el Bauer en Ibiza y el Kaiser, cada día nos da más razones a los que pedimos su jubilación anticipada. Sin embargo ahora no es el momento de criticar, es el momento pa' yudar. Para hundirnos la moral ya está la brunete mediática. Nosotros a lo nuestro. Hay equipo para superar con nota estos dos examenes serios que tenemos esta semana. Además, si bien la diosa fortuna nos ha sido exquivos con las bajas, nos ha bendecido con jugarnos la vida en el Nou Camp. Tot el Camp ha de ser un clam, un fortín inexpugnable, el jugador número 12.

  7. anita says:

    sito, tranquilízame

  8. Anónimo says:

    Gooey Ducks grow to about two pounds in four or five years.
    [url=http://www.gooey-duck.com/]geoduck[/url]

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email