Matías Manna On domingo, marzo 01, 2009

Las líneas no están muy juntas, no hay posesión que exhiba superioridad, faltan líneas de pase, la presión de los delanteros ante la defensa rival no es la misma y no se defiende tan arriba como antes. En fin, errores que hacen pagar caro los riesgos que siempre corre el Barcelona por jugar bajo el paradigma de Pep.

La Liga la acabará ganando el que mejor juego produzca. La historia de la pretemporada produce ánimos positivos para el equipo de Guardiola.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email