Matías Manna On sábado, noviembre 08, 2008

El fútbol que defiende Guardiola se basa en automatismos colectivos que están por encima de las individualidades. "Al delantero centro le pido más cosas, a Eto´o lo convencí que en solitario no hará nada y que necesita a los compañeros". Mientras que otros sólo piden efectividad, Pep quiere que su 9 participe con sus compañeros y sea el primer defensor a la hora de perder la posesión.

Si se está cerca de la portería contraria, el desgaste para llegar ahí es menor, y así se puede forzar al rival para que deba correr metros y más metros para alcanzar la portería. Marcelo Bielsa lo aclara: "Quier estar siempre en campo de ellos, recuperar el balón lo más cerca posible del arco contrario para poder generar las mayores posibilidades de acciones ofensivas".

Guardiola enmarca su paradigma en la frase de Bielsa. Nadie empieza la presión como el africano. "Alguien debería reparar las recuperaciones del equipo gracias a su presión", subraya Unzue, ayudante de Pep.

Eto´o, que ayer marcó cuatro goles, en cada partido se ahorra tener que correr 30 metros para atrás para luego hacerlo a la inversa. El centrodelantero es el primero en comenzar la presión sobre la salida rival.

Dice Cruyff: "El gol sólo es la culminación de lo más difícil: la fabricación de la opción de marcar". Con la presión que ejerce Eto´o, los opciones de marcar siempre aumentan en el Barça.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email