Matías Manna On sábado, julio 26, 2008

“Messi aporta cosas diferentes, pero quiero crear una conciencia colectiva. No entiendo el fútbol como un deporte de un jugador, sino como un equipo. Para que Messi juegue bien tenemos que crear buen juego. Quiero transmitir que todos se necesitan y que si lo saben eso nos llevará a ganar partidos. No tengo la sensación de que existan dos Barças, uno con Messi y otro sin él. Leo hace cosas diferentes, pero también gracias a que el equipo también hace otra cosas. No quiero que Messi lo resuelva todo. A Messi hay que ayudarlo porque él también nos ayuda."


"Lo quiero cerca del área, porque está allá donde es peligroso. Pero para que lo sea el resto del equipo tiene que generar desde atrás y en la cuarta o quinta acción Messi debe recibir cerca del área”, Guardiola luego del segundo partido de pretemporada (1-5 Dundee)
Crónica y notas relacionadas en comentarios.

7 Comment

  1. El técnico total, por Lluis Canut - Mundo Deportivo - 25 de julio 2008 -

    Guardiola se está acreditando como técnico como un genuino heredero de la escuela holandesa. Aquella que consagró Rinus Michels con el fútbol total del Ajax de primeros de los 70 y posteriormente con la Naranja Mecánica; años más tarde continuarían Cruyff, Hiddink y Van Gaal; y en la actualidad Rijkaard, Koeman y Van Basten. Pep nunca escondió que el entrenador que más le marcó en su carrera fue Cruyff, que le hizo debutar en el Dream Team, y que con Van Gaal discutía a menudo apasionadamente de fútbol. Dos personajes antagónicos pero muy cercanos en sus conceptos futbolísticos, como el mismo Guardiola se está encargando de demostrar con la filosofía de trabajo que pretende implantar en su Barça, que lleva impregnado el sello intransferible de su acentuada personalidad.

    De Johan intenta imponer su apuesta por el talento, la obsesión por la posesión del balón y el alto ritmo de circulación en un juego irrenunciable de posiciones. Mientras que de Louis ha adoptado la cultura del esfuerzo, su metodología de trabajo y la aplicación de los últimos avances tecnológicos. Con ello, y gracias a una sabiduría innata, Guardiola intenta dibujar su propio patrón de técnico contemporáneo. Capaz de ser exigente al máximo con sus futbolistas como dialogante. Los intereses del colectivo privan por encima de los individuales, pero que nadie se confunda, porque el de Santpedor no le haría ascos a ninguna estrella.

    Lejos quedan aquellos tiempos que a los entrenadores con carácter se les bautizaba con los sobrenombres de Mr. Mármol o Mr. Látigo, pero si un sobrenombre le vendría como anillo al dedo a Guardiola sería el del técnico total

  2. ¿Volverá el 4 de toda la vida?, por Martí Perarnau en Sport 26 de julio.

    Cruyff inventó el ‘4’. Definió que el Barça jugaría a partir del ‘4’, un único mediocentro hábil, ágil de pies y veloz de mente, por lo general pequeño, que sería el centro geométrico sobre el que se edificaría el Barça y su juego de toque. El paso de la definición teórica del modelo a la fabricación del prototipo se llamó Luis Milla y La Masía se transformó en factoría de clones. Todo niño de cualquier edad fue cortado por el mismo patrón: pequeño, frágil, hábil, cerebro rápido, primer toque como religión. El primer ejemplar salido de fábrica fue Pep Guardiola. Como todo original, fue el mejor. Su estilo fue el camino que recorrió el Barça en las últimas dos décadas: un mediocentro sobre el que pivota toda la esencia del juego, que matiza el ritmo y el ’tempo’ de los partidos, abre el juego por las bandas y adormece al contrario a base de pases hasta que le madura y le apuntilla de improviso.

    Y en esas que llegó Rijkaard, y tras una prueba exitosa le dio una vuelta de tuerca a la historia del equipo. La prueba exitosa fue repetir con Xavi como ‘4’, pero colocarle un guardaespaldas a su izquierda llamado Davids. El Milan lo había probado antes con Pirlo de ‘4’ más Gattuso de escolta, y el triunfo acompañó la propuesta ‘rossonera’. Xavi y Davids también triunfaron: nunca el Barça de Rijkaard ganó tantos partidos seguidos, los de aquella memorable segunda vuelta en 2004. Pese a ello prefirió dar una vuelta de tuerca al modelo: el ‘4’ pequeño y hábil fue sustituido por un ‘barrendero’ musculoso y fuerte: Márquez, Motta, Edmilson o Touré, según las lesiones. El ‘4’ de siempre fue desplazado a la diestra del ‘barrendero’, y así vivieron Xavi e Iniesta los últimos cuatro años: reconvertidos en volantes. El cerebro creaba, pero ya no desde el eje sino desde una banda. La modificación triunfó mientras el equipo tuvo físico. Después, se desplomó. Hasta que llegó la Eurocopa y Xavi regresó al eje, con el ‘barrendero’ Senna guardando su espalda. Y ahí vimos al mejor ‘4’ de Europa en muchos años.

    Y ahora llega el gran interrogante sobre Guardiola: ¿volverá el ‘4’ culé de toda la vida? ¿Regresará Xavi al eje, con o sin Touré por detrás? ¿O seguirá anclado en una banda, dirigiendo las operaciones desde la asimetría? O lo que es lo mismo: ¿devolverá Guardiola el modelo a su origen?

  3. Entrevist a Carles Rexach en Mundo Deportivo - 26 de julio 2008.

    "Estoy convencido de que Pep triunfará"

    El fútbol que nos gusta es prácticamente el mismo, de toque, priorizando la calidad. Yo diría que ellos son ahora mucho más metódicos, lo tienen todo planificado. Eso es muy bueno, pero también es importante saber improvisar, que es lo que hacíamos nosotros. Los que logren combinar planificación con improvisación serán los mejores.

    ¿Qué le ha parecido la apuesta del Barça por Guardiola?

    Perfecta. Estoy convencido de que triunfará como entrenador. Pep conoce muy bien el club, desde los 13 años. Ha pasado por todas las categorías y conoce la trascendencia de todo lo que ocurre, la presión de jugar en el primer equipo... Muy pocos cuentan con sus conocimientos y sobre todo su experiencia en el Barça, cómo funciona el club por dentro. Sólo espero que la suerte le acompañe en la previa de laChampions. Empezar bien es vital.

    En los primeros entrenamientos ya se está notando su mayor dureza respecto a Rijkaard.

    Tal vez sí, pero en fútbol no se trata de entrenar mucho sino de saber en cada momento qué necesita el jugador. A veces hay que entrenar más, otras menos. Los entrenamientos son como los partidos, que a veces los planteas con una idea y al descanso tienes que cambiarla. Un buen entrenador, como he comentado antes, no debe seguir un guión porque durante una temporada hay muchas curvas. El éxito de un entrenador pasa por adaptarte a todas las situaciones.

    ¿Qué cambiará entonces con Guardiola en el banquillo?

    El orden. El año pasado daba la sensación de que el equipo estaba un poco desorientado, todo el mundo tiraba un poquito para su lado, todo el mundo buscaba su ventaja personal, y yo creo que lo primero que intentará Pep es aglutinar y que el grupo funcione como eso, como un grupo. Para Pep, primero es el equipo y después el aspecto individual.

    ¿Le gustó el equipo ante el Hibernian?

    Sí. Pocas conclusiones pueden sacarse de un partido que al cuarto de hora ya ganas 0-3, pero sobre todo me quedo con la velocidad de circulación de balón. En muchos momentos jugaron a uno-dos toques, algo que se echaba de menos en los últimos dos años, cuando todo era lento y previsible.

    ¿Le gustan las nuevas incorporaciones?

    Buenos futbolistas poco conocidos para el gran público pero que harán mucho mejor al Barça. Alves es mediático, espectacular y bueno, pero otros como Keita, Cáceres y Hleb son menos conocidos que los que se han ido pero pueden aportar lo mismo. Es la política de priorizar el equipo.

    ¿Y qué le falta al Barça?

    Se habla mucho de delanteros, pero yo creo que falta un centrocampista de quince goles. Con Xavi e Iniesta ya tienes el fútbol de toque, de posesión, de creación, pero falta otro perfil. Los goles de la segunda línea son muy importantes porque el Barça no puede depender de los 20 goles que marque Messi o los 25 que pueda marcar el '9'. En mi época marcaban los delanteros, pero Bakero aportaba quince goles, Txiki otros quince, Laudrup diez, Amor otros diez, Koeman, que era defensa, veinte con sus faltas y penaltis... Ahora no me salen las cuentas.

  4. Crónica: Dundee 1 - Barcelona 5
    Sport por Josep Capdevilla

    Como pasó en el primer partido disputado el jueves, pocas conclusiones se puede sacar del once inicial que presentó ante el Dundee United Pep Guardiola. En todo caso, podemos confirmar algunas ideas claras que parece tener el técnico en cuanto a la posición de hombres que pueden ocupar lugares distintos sobre el terreno de juego. Es el caso, por ejemplo, de Márquez, afianzado en el centro de la defensa, o de Henry, fijo en el puesto de delantero centro. Y todo ello teniendo en cuenta que para este encuentro Guardiola aún no contó con los lesionados Abidal y Sylvinho, ni con Jorquera, recuperándose, ni con los tres internacionales españoles, Xavi, Puyol e Iniesta.

    El técnico puso como once inicial a Valdés en la portería. Una línea de cuatro en defensa, con Alves y Víctor Sánchez en los laterales y Cáceres y Márquez en el centro de la defensa. Keita era el pivote defensivo, acompañado en las bandas por Marc Crosas y Gudjohnsen. Y delante, Pedro por la derecha, Henry por el centro y Bojan por la izquierda.

    El partido comenzó con el Barça dominando, pero pronto se vio que el Dundee no sería una perita en dulce como lo fue dos días antes el Hibernian. Así, tuvimos que esperar al minuto 15 para anotar el primer disparo entre los tres palos, protagonizado por Alves, desde lejos, y detenido por Zaluska. Y seis minutos después llegó una acción muy parecida, pero con disparo de Henry y el mismo final que la anterior.

    La primera ocasión clara llegó en el minuto 24, con un gran pase de Marc Crosas para Henry, que entró dentro del área y disparó cruzado, pero demasiado alto. Y del que pudo ser el 0-1 se pasó al 1-0. Buena combinación de ataque del Dundee United y cabezazo final de Buaben al fondo de la portería.

    Pero poco les duró la alegría a los escoceses. En el minuto 27, centro de Alves, primer remate de Henry que despeja el portero y nuevo remate del francés, esta vez al fondo de la portería.

    En el último cuarto de hora, con igualdad en el marcador, el dominio fue del Barça y con buenas ocasiones para marcar. Henry falló un par de ellas, el portero desbarató un buen remate de Bojan (44') y Gudjohnsen (45') mandó un balón al poste. Y con el 1-1 se llegó al descanso.

    MESSI LE CAMBIA LA CARA AL EQUIPO

    En el vestuario, Guardiola hizo ocho cambios, entre los que no se encontraba Hleb. Y, una vez más, el cambio clave fue el de Messi. Con el argentino en el campo - esta vez además como capitán - el equipo es otro. Es una auténtica pesadilla para cualquier defensa y un jugador totalmente desaquilibrante. Y lo demostró en el minuto 8 con una jugada individual, pared con Eto'o y disparo al fondo de la portería.

    Poco a poco, el equipo escocés se fue hundiendo. La superioridad del Barça era notable y cayó el tercer gol. Error garrafal de la defensa del Dundee y el balón que le llega a Eto'. El camerunés dribló al portero y con poco ángulo de tiro, marcó el 1-3.

    Con el paso de los minutos, el dominio del Barça aún se intensificó más aunque también es verdad que las ocasiones de gol ya no eran ni tan claras ni tan numerosas. Todo esto hasta que apareció de nuevo Messi. A la media hora, empezó una jugada por la derecha, hizo una gran pared con Eto'o y sin dejar que el balón cayera al suelo remató de manera espectacular al fondo de la portería. Un auténtico golazo.

    Pero eso no fue todo. Solo dos minutos después, gran jugada indivual de Eto'o, que lo hace todo bien pero no puede evitar que el portero le saque el balón de los pies; la pelota sin embargo, llega a Messi y el argentino, como no, no perdona y marca su tercer tanto de la tarde.

    Y así acabó el partido. Un encuentro que dejó un buen sabor de boca, en especial en el segundo tiempo, para los seguidores del Barça. Un encuentro que volvió a dejar claro que Messi tiene prohibido lesionarse e incluso enfermar. Es imprescindible. Y que Eto'o quizá le haya creado dudas a Pep Guardiola. Y no porque marcara un gol, ni porque se entendiera muy bien con Messi, sino porque demostró que tiene ganas de ser útil a este equipo.


    Ficha técnica
    Dundee United: Zaluska, Dillon (Robertson, min.59), Grainger (Kovacevic, min.59), Wilkie (Sandaza, min.75), Dods, Flood (Swanson, min.75), Feeney (Kenneth, min.75), Robertson (Shala, min.59), Daly (Dixon, min.59), Gomis y Buaben.

    FC Barcelona: Valdés (Pinto, 45'); Alves (Abraham, 62'), Cáceres, Márquez (Piqué, 45'), Víctor Sánchez (Corcoles, 78'); Crosas (Víctor Vázquez, 45'), Keita (Touré, 45'), Gudjohnsen (Busquets, 45'); Pedro (Jefrren, 45'), Henry (Eto'o, 45') y Bojan (Messi, 45').

  5. Anónimo says:

    Guardiola está llamado a ser un gran entrenador. Ya en el Barça de Robson, era él el que daba las instrucciones a los demas, Van Gaal sólo terminó de pulirlo...

  6. Abel says:

    Me resulta especialmente contraproducente a nivel mediático el hincapié de la institución por mantener a Messi contra la ley cuando el técnico lanza el mensaje de la no depedencia del genio argentino.

  7. HapiBlogging to you my friend! Have a nice day!

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email