Matías Manna On jueves, julio 24, 2008


Velocidad en la circulación del balón, presión constante ante el rival, defensa adelantada y con salida, posesión, líneas juntas. Algunos conceptos básicos en el Paradigma Guardola se vieron hoy en el primer partido de Pep como entrenador del Barça.

4-3-3 dinámico y ofensivo, con un fuerte participación de los defensas centrales que en todo momento achicaron espacios y sacaron el balón muy bien desde el fondo. "Entiendo que para que los atacantes creen ocasiones los medios les tienen que pasar el balón y éstos lo tienen que haber recibido de los defensas. Saliendo desde detrás generas juego por si solo. Hemos trabajado la salida del balón como una cosa importante y los defensas, por ser el primer día, lo han interpretado muy bien”, senteció Guardiola al término del 0-6 frente Hibernian.

Cruyff habrá observado el partido y habrá sonreído. Su legado se hizo presente en el fútbol que transmitió Pep y parece quedarse en su etapa.

Messi será mucho mejor que antes de la mano de Guardiola. Todas sus virtudes se potenciarán ya que Pep lo pretende bien solidario y haciendo mejores a sus compañeros. Con un lateral derecho que termina de extremo, Messi tendrá más recursos para explotar sus virtudes. En medio de tanto tumulto mediático, Pep exhibió que Messi es feliz jugando en este equipo. Lo seguirá siendo durante la temporada. No hay dudas.

8 Comment

  1. Sport 25 de julio. Pep luego de la victoria:

    Pep Guardiola tenía ayer motivos más que sobrados para sentirse orgulloso de sus jugadores. El equipo superó con nota el primer partido de la pretemporada, ofreciendo a la afición una goleada a la antigua usanza y dando una imagen de equipo con una sólida base donde sustentarse y edificar un bloque. “Estoy muy satisfecho del comportamiento de todos, sobre todo por el poco tiempo que hemos tenido para trabajar con el grupo.

    Han interpretado muy bien el juego de posición y también la salida de balón”, explicó el entrenador blaugrana, quien puso especial hincapié en el buen trabajo de algunos de sus jugadores como “Cáceres, Piqué y Márquez que han interpretado muy bien todos los detalles técnicos”. Algunos de esos detalles los explicó a su vez de forma detallada: “Hemos intentado que los centrocampistas sobrepasen a los delanteros y los defensas a los centrocampistas”.

    En todo caso, Guardiola explicó que el equipo había interpretado mejor la estrategia “en la primera parte, ya que en la segunda he visto algunas cosas que han de mejorar porque parecía a veces que cada uno quería hacer la guerra por su cuenta”.

    El de Santpedor insistió que apenas acaban de comenzar y que el camino todavía es muy largo: “Llevamos diez días trabajando y sólo hemos hecho un paso más adelante en busca del objetivo final”.

    Guardiola recordó que un equipo ha de buscar siempre “el juego colectivo antes que el individual”, poniendo especial énfasis en que el equipo ha de tratar siempre de jugar como un bloque. “En la primera parte se han visto muchas cosas que me han gustado, sobre todo la solidaridad de todos a la hora de trabajar”.

    Pep también quiso hacer una mención aparte a los jugadores del filial y al buen trabajo que están realizando en esta pretemporada: “Si hay alguien que los conoce soy yo y sé perfectamente lo que pueden dar. Además me están ayudando para poder introducir los cambios tácticos que busco dentro del equipo”.

    El entrenador blaugrana aseguró que todavía no había tenido que echar mano al látigo para poner en vereda a algún jugador de su plantilla: “Aún no hay nadie que me haya dado motivos para recurrir a la mano dura”. Ni tan siquiera en el pequeño rifirrafe que hubo entre Márquez y Messi tuvo la necesidad de poner orden, ya que “los dos jugadores tuvieron una pequeña discusión, pero la solucionaron sin más porque a los cinco minutos ya estaban prácticamente tomando un café”.

    Lo que no tiene visos de solucionarse de manera tan rápida y fácil es el conflicto que mantiene el Barcelona con la Federación de Fútbol Argentina (AFA) sobre la cesión de Messi a los Juegos Olímpicos. Guardiola parecía cansado ante los acontencimientos que se están produciendo respecto a este caso, ya que todavía nadie sabe si el internacional argentino estará o no en la previa de la Champions o finalmente acudirá a los Juegos de Pekín. Por eso, el técnico del Barcelona pedía una resolución inmediata a la FIFA: “Está claro que el más perjudicado de todo este asunto es Messi. Creo que ha llegado el momento de decir ¡Basta ya! y que la FIFA y Blatter tomen una resolución para evitar que este proceso se alargue de forma innecesaria”.

  2. Guardiola no es Rijkaard, por Miguel Rico en Mundo Deportivo - 25 de julio de 2008

    La prensa de ayer, y especialmente las imágenes de televisión, se detuvieron en un tenso cara a cara que evidenció el poderío, la experiencia y la jerarquía de Guardiola. Enfrente Messi, la estrella, el referente del equipo. Delante Pep, mucho más que Leo. Entrenador e historia del Barça.

    Lo que fue Guardiola está a la vista del mundo. Lo que puede ser, lo que debe ser Messi, aún está por ver.Su calidad extraordinaria está fuera de toda duda pero ha llegado el momento de hacerse un hueco entre los grandes del Barça y del fútbol y para hacer eso hay que poner los cinco sentidos en cada día de vida blaugrana.

    Total que, final, nada de nada. Guardiola en su sitio y Messi en el suyo. Y es que es difícil, acaso imposible, tener más argumentos que Pep. En otro equipo, quizás, pero en el Barça no porque este entrenador es un tipo que aprendió a caminar con Cruyff y a correr con Van Gaal. Un futbolista fuera de serie que se doctoró con los mejores profesores.Por tanto, la lectura consiguiente no admite dudas. Esto ya no es lo que era, entre otras cosas porque no recordamos la última vez - tampoco la primera - que Rijkaard dijo 'aquí estoy yo'.

    En este sentido, apenas una semana después de que hayan iniciado los entrenamientos, es un alivio constatar que estética y prácticamente esto ya no es lo que era. El día a día del Barça, gracias a Dios, ha dejado de ser el 'viva la virgen' de las dos últimas temporadas. Se sabe quién manda y se tiene muy claro que, ahora mismo, la estrella es el entrenador. Del Barça de Ronaldinho (y compañía) hemos pasado al Barça de Guardiola. Lo importante vuelve a ser el equipo, no un jugador. Se llame Ronnie, se llame Samuel, se llame Leo, o se llame como se llame. Lo que se persigue no es aspirar al 'Balón de Oro' sino merecer la Liga y la Champions.

    Adicionalmente, y teniendo en cuenta la filosofía que conocemos de Guardiola y lo que hemos vivido hasta la fecha, se pueden aventurarotras predicciones aunque, efectivamente, sea pronto para sacar conclusiones. Sin embargo, a simple vista, se aprecian cambios radicales. No hay privilegios para los cracks. Al contrario. Son precisamente los mejores quienes deben dar ejemplo en todos los órdenes. Hasta la autogestión exige un método.

    El entrenador transmite otra imagen. La contraria a ese Rijkaard superado por las circunstancias. Pep, por contra, vive los entrenamientos, vive los partidos y exige no sólo trabajo sino calidad en el trabajo. Un cambio radical que, de entrada, llena de satisfacción a quienes creemos que Guardiola no es un recambio para seguir funcionando sino la pieza original que necesitaba el Barça

  3. La búsqueda del toque rápido
    por Xavier Muñoz en Mundo Deportivo - 25 de julio de 2008

    Pretender sacar grandes conclusiones de los amistosos veraniegos no solamente es prematuro sino que además es insensato, más aún cuando se trata del primero de ellos. Pero el de ayer ante el Hibernian sirvió al menos para apuntar las voluntades que ha verbalizado Pep Guardiola desde el día de su presentación como técnico del Barça. Frente a los escoceses se vio ya que aparte de la ilusión, el esfuerzo y el trabajo, valores positivos que han sido obvios desde el primer entrenamiento, existe una idea futbolística que a nadie extraña sabiendo cuáles son los referentes ideológicos e históricos del nuevo entrenador. Un cuarto de hora bastó para advertir que la búsqueda del toque rápido para descolocar al rival será una obsesión en este equipo y que hasta Leo Messi deberá entrar en ella

  4. Dinámico y solidario por J.M. Artells

    Goles para empezar y poco más (0-6). Escasas conclusiones aportó el amistoso ante el voluntarioso Hibernian, pero el debut de Guardiola dejó algunos detalles. El máximo goleador fue Guddy pero Henry no marcó. El francés jugó de ariete, primero, y después lo hizo en la banda que tanto detesta. Se dice que el técnico confía mucho en él, seguramente más que la afición, y que ésta debe ser su temporada en Can Barça. El año pasado nos lo pasamos preguntando por el Henry del Arsenal. Por si acaso, que se acelere el fichaje del '9'. Henry no es un 'killer' y Bojan no va a solucionar todos los problemas del Barça. Impactó, hablando de goleadores, que Eto'o actuara de capitán desde que entró la última media hora. Una cuestión de antigüedad a la que no debe darse mayor importancia.

    El mismo esquema que Rijkaard, pero interpretado con mayor dinamismo y una solidaridad ya olvidada. Márquez, al que Guardiola le ha dado la máxima confianza, es el ejecutor del fútbol directo. Hubo poca elaboración en el mediocampo y Alves se hartó de centrar. El brasileño no para. Es el mismo jugador del Sevilla que va y viene incansablemente. Se le intuye que lleva el peligro con él, pero defensivamente tuvo algún lapsus. Pedro y Messi se divirtieron y fueron de lo mejor. El argentino juega como los ángeles hasta en estas pachangas. Inventa, se asocia, se adentra y busca el gol. Lleva la pelota cosida al pie. Es el alma de un equipo sin cintura que se le advierte mecanizado y laborioso. A Pep, en su línea, se le vio tensionado, exigente e intervencionista

  5. Un sistema más dinámico.
    El dibujo de Guardiola es idéntico al del holandés, pero habrá más movimientos en ataque y todos se solidarizarán en el repliegue defensivo

    Joan Poquí/Javier Gascón - 25/07/2008 03:00
    El Barça de Guardiola sólo diferirá en matices respecto al de Rijkaard. El dibujo es el 4-3-3 que ambos aprendieron con Johan Cruyff de entrenador, Pep en el Camp Nou y Frank en el Ajax. Pero esta temporada el equipo será mucho más dinámico, tanto en ataque como en defensa. Arriba habrá más movimientos y atrás todos los jugadores, absolutamento todos como se vio ayer con Messi, se solidarizarán en el repliegue.

    Son muchos los detalles esperanzadores que ofreció el Barça en su estreno, y pese al resultado, más en defensa que en ataque. El esfuerzo de los jugadores fue enorme, sobre todo cuando el balón caía en los pies de un adversario. Cuando el conjunto azulgrana pierde la posesión, todos presionan rápidamente a su par, y los primeros los delanteros, algo que se echó mucho de menos en las dos últimas temporadas. Otra de las novedades es la presión sobre el saque de banda rival, que Guardiola ha ido trabajando en estos primeros días en Saint Andrews.

    En ataque, la responsabilidad de iniciar la jugada es de los dos centrales. Tocan y tocan hasta encontrar el pase bueno y en muy pocas ocasiones se permiten el lujo de 'rifar' el balón. Márquez, por ejemplo, sólo lanzó en largo en una ocasión, por cierto de forma milimétrica a Pedro. Los mediapuntas, que con Rijkaard participaban mucho en la creación, con Guardiola serán mucho más ofensivos y tendrán más llegada y más responsabilidad realizadora. Y los delanteros, por su parte, se intercambiarán continuamente sus posiciones. Una de las obsesiones de Pep es que sus laterales y extremos lleguen con frecuencia a la línea de fondo para sacar el 'pase de la muerte'. Ayer repitieron esta acción una y otra vez

  6. en fcbarcelona.cat

    El entrenador del Barça también ha destacado “el juego posicional y la salida de los centrales”. Sobre la situación de Messi, se ha mostrado contundente: “La FIFA debe pronunciarse ya”.


    El estreno de Pep Guardiola en el banquillo del primer equipo ha sido prácticamente inmejorable. Aparte de golear 0-6 al Hibernian, el equipo ha ofrecido una excelente imagen. “En líneas generales estoy muy satisfecho con el comportamiento de todos, aunque es normal que haya cosas que se pueden hacer mejor”, ha explicado. Según él, “ha sido un buen test, un buen entrenamiento. Creo que tendremos partidos más duros, es obvio, pero sólo me fijo en mi equipo y para empezar está bien”. A Guardiola le ha gustado especialmente “el comportamiento, el juego posicional y la salida de los centrales”.

    El trabajo defensivo

    Precisamente, las evoluciones de los defensas es uno de los aspectos en los que más ha incidido el cuerpo técnico durante la estancia en Saint Andrews. “Entiendo que para que los atacantes creen ocasiones los medios les tienen que pasar el balón y éstos lo tienen que haber recibido de los defensas. Saliendo desde detrás generas juego por si solo. En Escocia, hemos trabajado la salida del balón como una cosa importante”. Y ha añadido: “Los defensas, por ser el primer día, lo han interpretado muy bien”.

    Quiere que la FIFA se pronuncie

    Preguntado por los periodistas sobre como ha visto a Leo Messi sobre el terreno de juego, el entrenador catalán ha afirmado: “Le he visto bien, ha recibido balones cerca del área, que es lo que quiero. Estoy encantado con él, así como con los otros”. Sobre la situación del argentino, ha sido claro: “Blatter se debería decidir porque Leo es el perjudicado. Eso ya cansa. Creo que la FIFA debe pronunciarse ya”.

    Encantado con los jóvenes

    Para terminar, Pep Guardiola se ha deshecho en elogios con los jugadores del filial que participan en el stage. “Si alguien les conoce soy yo. Me están ayudando mucho en los pequeños cambios. Ellos ya los conocen y me facilitan el trabajo. Además, aportan la ilusión de querer llegar”, se ha congratulado.

  7. El Barça de Guardiola golea al Hibernian y gusta
    http://www.elpais.com/articulo/deportes/Barca/Guardiola/golea/Hibernian/gusta/elpepudep/20080725elpepidep_9/Tes

    J. QUIXANO - Edimburgo - 25/07/2008

    De claras reminiscencias cruyffistas, el Barça de Guardiola propone un fútbol controlado y alegre. Es generoso en el desgaste defensivo; pausado y letal en campo contrario. Fue la primera probatura ante el Hibernian escocés, un adversario menor y pusilánime que se contentó con perseguir la pelota. Pero el rondo que definió a Cruyff, descubrió en Edimburgo a Guardiola. Puro espectáculo y fácil goleada: 0-6.

    Con la propuesta de un 4-3-3, el Barça mezcla con persistencia el juego interior con el ataque desde los costados, al tiempo que defiende con todos sus efectivos. Pero la defensa, al contrario que con Rijkaard, cobra un protagonismo significativo; es la encargada de sacar la pelota jugada. En el eje de la zaga, Márquez y Piqué -después Martín Cáceres- movieron deliciosamente el cuero de lado a lado hasta conectar con el lateral o, mediante un cambio de orientación, alcanzar al extremo opuesto. Pero siempre de línea a línea, sin probar un pase en profundidad o al hueco. El balón al suelo y al pie por decreto. Por el ala derecha, además, se estrenó Alves, un cohete que trenzó a las mil maravillas con Messi y que le dobló cuantas veces le apeteció. Queda por ver si Abidal, en la enfermería anoche, tiene la misma libertad por el carril izquierdo.

    La participación ofensiva de los centrocampistas, aunque disimulada, resultó determinante. El medio centro y los volantes, en contraposición a lo que se hacía con Rijkaard, se limitan a tocar rápido, sin conducir la pelota.

    Mientras, persiste el conflicto de intereses en torno a Messi. La FIFA insta al Barcelona a que libere al jugador para disputar los Juegos Olímpicos, mientras que desde el club se insiste en que Messi debe disputar la previa de la Champions.

  8. El Barça de Guardiola arrolla a un débil Hibernian (0-6) y se estrena con un juego esperanzador


    http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=529904&idseccio_PK=1011


    MARCOS LÓPEZ / ENVIADO ESPECIAL
    EDIMBURGO
    Cualquier día del año, el fútbol, ya se mire o se juegue, es ilusión. Mueve ilusiones allí donde se juega. Pero si se trata del fútbol de verano, del fútbol amistoso, es una inagotable máquina de producir entusiasmo que sepulta hasta los peores recuerdos, por muy cercanos que estén. Ayer, en Escocia, el Barça de Guardiola se puso en marcha con un festival de goles ante el Hibernian --marcó cuatro en menos de media hora-- dejando tras de sí un rastro de esperanza. No sirve para nada. Cierto. Pero el culé, al menos, durmió ayer más tranquilo. Algún día toca empezar. Y si es con goleada (0-6) y un Messi estelar, mejor aún.
    Con el rival no vale la pena perder el tiempo. Ni se enteró del partido. Cuando se dio cuenta, ya perdía 0-4 en la resurreción goleadora de Gudjohnsen --firmó dos tantos-- y la certeza de que al mágico Leo no le altera nada de lo que sucede a su alrededor. En el banquillo, Guardiola contenía su alegría; arriba, en la tribuna, dos colaboradores suyos grababan el partido en vídeo para repasar hoy los errores. Y percatarse de que Pedro --desde ayer ha dejado de ser Pedrito porque no quiere que le llamen así-- es un joven más que interesante. No tanto por su golazo, el cuarto de la noche en el que controló la pelota con la pierna izquierda, quebró con su endeble cuerpo al defensa escocés y trazó una hermosa parábola con un derechazo magnífico. No, no solo por eso. También da velocidad, profundidad y solidaridad defensiva al equipo.

    ETOO, CAPITÁN Sí,
    es verdad. Es fútbol de verano, pero el Barça, que empezó con Valdés de capitán y siete de la casa en la alineación inicial, recuperó el juego por los extremos y, sobre todo, una mayor intensidad. Se percibía en todas las áreas del campo. Hace un año, en el estreno escocés del Barça de Rijkaard ante el Dundee, se ganó de penalti y gracias (0-1) porque Henry lo falló y aprovechó el rechace, aunque cualquier comparación resulte, tal vez, innecesaria. Ayer, media docena y un tanto anulado a Messi, que era legal. Y detalles que delatan la profundidad del cambio que vive el Barça.
    El brazalete de capitán empezó en el brazo de Valdés, pasó luego al de Gudjohnsen, uno que no tenía sitio en la plantilla y quizá se quede, y acabó en el de Etoo, el goleador que no cuenta para Guardiola. O sea, generosidad en cualquier asunto para no caer en los errores del pasado. Si a todo tren empezó el Barça en la primera mitad, a todo tren comenzó en la segunda, con dos goles en 16 minutos. Uno de Bojan, primer disparo, primer gol, y otro de Touré para completar una sencilla goleada.

    Y LEO, CON EL 10
    Detrás de ese resultado, más digno de un partido de tenis, se esconden algunas reflexiones. No por sabidas dejan de ser valiosas. Messi es el líder del Barça de Guardiola. No únicamente porque ha heredado el 10 de Ronaldinho sino porque su juego es realmente imparable. No existe antídoto posible. O, al menos, aún no se ha encontrado. Ayer fue elegido el mejor del partido. No únicamente por su gol, una maravilla, quiebro, el de siempre, con la puntita del pie rompe a cualquiera, zurdazo ajustado --tocó en el poste derecho y acabó en el izquierdo-- sino porque su fútbol es celestial. Sea verano, invierno, haga frío o calor. "Messi sabe que es igual de importante que cualquier masajista. Quiero acercarle al área. Es suficiente ver a Leo 45 minutos para darse cuenta de que es feliz", dijo ayer Guardiola, quien pidió a la FIFA que decida en torno al argentino. "Blatter debe decidir ya. Leo no tiene culpa de esto", añadió el técnico, quien negó tener una mala relación con la estrella. ¡Quién puede enfadarse con alguien como Leo! Nadie. Por eso todos se pelean por tenerlo. Sí, es verdad. Cierto. Es fútbol de verano. Pero el Barça goleó para empezar.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email