Matías Manna On viernes, julio 14, 2006

Algunas frases sobre el Mundial 2006 de Josep Guardiola:


"Interesan Portugal y Holanda por su alegría y por jugar bien. Portugal, por su talento; Holanda, porque la siento mucho. Juegan como a uno le enseñaron. Me ha gustado mucho Robben en su primer partido."

"Me apetece mucho ver a México porque estuve allí y le ví jugar. No hay nadie en el mundo hoy día que saque el balón tan bien jugado desde atrás como los mexicanos. Nadie. Así que juegan bien; a veces, muy bien. Pero no sé si son fuertes cuando el juego se decide en las áreas. Me entristece que a veces, proponiendo tanto, recojan poco."

"Me falta Paul Scholes —le echaré de menos—, pero en todo el Mundial no hay centrocampistas como los ingleses. Una duda: si en su Liga el entusiasmo y su come on guys puede a la táctica—con permiso de Wenger, Benítez y Mourinho—, ¿qué camino elegirá Eriksson?: Que estén organizados o desorganizados?"

"Por Pelé y Garrincha: por lo bien que jugó y lloró el equipo del 82; por la sonrisa de Ronaldinho y los goles de Ronaldo, en la tierra y, por si hay vida, en todos los planetas, nadie le niega la Copa a Brasil."

"Lo bueno es que España juega con el balón y eso provoca que los rivales se tengan que adaptar a su estilo.si ser favoritos para ganar el Mundial es ser el que juega mejor, España y Argentina lo son para mí. España debe pensar que es posible conseguirlo porque tiene buenos jugadores en la defensa, futbolistas muy rápidos en la línea de ataque y un gran centro del campo."

Antes de la final:

"Veremos a Buffon y por delante de él, muy cerca de él (repito: muy cerca de él) a Cannavaro. Un central puede hacer dos cosas: una, defender; otra, pedir el balón y salir jugando. Lo de defender, con Cannavaro, es para ponerse de pie y quitarse el sombrero. Un espectáculo. De lo segundo olvídense. Ni lo hace ni le interesa. Ni la quiere, ni la pide. Siempre escondido detrás del delantero. Su mente sólo quiere que esté ocupada en una cosa. La otra, para los otros.
Escribo de Cannavaro, pero sirve lo mismo para los demás: Materazzi, Thuram y Gallas. Hacen lo mismo. Nos ponemos de pie para una cosa y nos olvidamos de la otra. Sólo la necesidad de un resultado adverso y el tiempo que se acaba les hará recuperar la olvidada. A lo mejor. Ni yo lo sé.

Pirlo es distinto. En su mente tiene las dos cosas. La que hace Cannavaro y la que no. Por donde juega, ha de defender; si no, no jugaría. Por donde juega, ha de hacer jugar. El único que lo hace. Ni Gattuso, ni Makelele, ni Vieira le imitan.
Como sus centrales no lo hacen, Pirlo baja a pedir la pelota para empezar jugando. Seguro que Zidane estará por allí. Si las cosas van mal, le sale el instinto primitivo de sus inicios y se va a jugar con Totti. Y allí Pirlo también es distinto. Como todos los 10 italianos.
Si Pirlo participa, Totti jugará mejor. Es mejor que se la pase Pirlo que Buffon. Duro partido el del 10 italiano. Se las verá principalmente con Makelele. El ex del Madrid ha dormido esta pasada noche con una foto del italiano. Su compañero de habitación, en el pasillo. Y se ha enfadado.

Con Luca Toni, Italia jugará todo para él. Si Pirlo no entra en juego, Luca Toni será el destinatario de todo. Saca petróleo de todo lo que le llega. Cuanto peor le venga la pelota, más petróleo. Mejor al pie-pecho-cabeza que en profundidad. Con Luca, Francia podría sacar a la defensa y apretar arriba. Una de las curiosidades a ver. ¿Lo hará?
Con Henry es otra cosa. Al pie o al espacio. Le da igual. Con esas condiciones, ¡cómo no va a jugar bien al fútbol! Cuando deje el fútbol, dicen que va a los próximos Juegos Olímpicos. Se la va a jugar con Asafa Powell y con Justin Gatlin en la final de los 100 metros. Italia deberá quedarse atrás y no moverse de ahí. No hay curiosidad que ver."

España, Osorio, Zidane y otros placeres


"El balón es de España. Ya sabemos que el fútbol se juega con el balón, pero unos le dan una cierta prioridad y otros se la dan toda. España vive con ella. Dos indicios han bastado para conseguir la prueba y con ello el respeto. Mientras España juega sus partidos, los contrarios lo ven. Y ven ganar a la selección como consecuencia de cómo juegan. Y, como
juegan, se ganan el respeto. Ahora nadie duda de lo bien que lo hacen. Queda por saber de su fortaleza mental cuando llegue el verdadero Mundial. Del juego ni rastro de duda.


Cuando decides jugar al contraataque, tienes muchos espacios. Cuando decides jugar al ataque, tienes menos. Cuando juegas al contraataque, el balón es del contrario. Cuando llevas a un Mundial a Cesc, Iniesta, los Xavis, decides que el balón lo quieres tú porque como dicen ellos: “Sin el balón no somos nadie”. Pero, aunque parezca fácil, crear cansa mucho. Y es difícil. Y es generoso. Sobre todo, esto, generoso. Nada mezquino. Y a veces se complica. Porque te marcan un gol al inicio. Y, si ya tenías pocos espacios, ahora menos.

Cuando viajé a jugar a Italia (tres Mundiales ganados), mis compañeros de equipo me dijeron que en Italia no se puede jugar pasándose el balón porque, simple y llanamente, hay menos espacios. Yo nunca lo entendí. Nunca jugué un partido 14 contra 14. Nunca en dos años. Los movimientos de unos, en funcion de los otros (por esto le llaman juego de equipo) eran equivocados. Por esto había menos espacios.

Aun jugando asimétricamente por izquierda, en el segundo tiempo, Joaquín abrió campo y generó sus preferidos manos a manos, y sin quererlo espacio para Cesc y compañía. Fue una cuestión de espacio. De metros. En esa situación da igual que jueguen contra 14. Siempre encuentran ese metro para dar esepase, de rojo a rojo (parezco comunista), de a través del pase viajar equipo y pelota juntos, y gracias a ello no ver ni un solo contraataque de Túnez en todo un segundo tiempo, y de volver a ganar de una gran manera.


"Osorio no sólo puede jugar en España. Puede jugar en el Madrid y en el Barça. En un grande porque en todo el Mundial ha jugado de grande. Con talento para defender (no es exclusividad de los atacantes ) y talento para atacar. El mano a mano con Tévez al final del partido, llevando al argentino a la izquierda sabiendo que siempre busca ir a su derecha, es talento defensivo. Salir jugando como lo hizo él es talento ofensivo. Y para jugar en un grande, en España, se necesitan las dos cosas. Con una sola, a veces, no alcanza.

Se va México a casa. Se va porque la diferencia de su gente de atrás respecto a la de delante es demasiada. Se ha descubierto con México que para ganar se necesita algo más que jugar muy bien. Se necesita a un insolente, a un maleducado, para salirse de lo establecido y que coja el balón y decida el partido. Con una jugada, con un lanzamiento de falta, con un no sé qué, con algo de lo que no ha hecho México en los últimos diez metros. Y sabe mal. Sabe mal proponer tanto y recoger tan poco."

"Queda Zinedine Zidane. Tiene bonito hasta el nombre. El mejor defensa de Francia. Gracias a él, Francia nunca se desorganiza. La pide, la tiene, la pasa, la vuelve a pedir, la vuelve a tener y la vuelve a pasar. Y, mientras tanto, los franceses se van organizando. Repito: el mejor defensa de Francia. No hace nada superfluo. Ni una concesión demagógica. Ni cuando celebra su gol. De diez veces que interviene, siete a un toque. Siete de Zidane. En las otras tres hace de Zinedine Zidane. Dice que se va. A lo mejor, porque antes del Mundial se ha aburrido. El aburrimiento puede con todo y con todos. Pero también Michael Jordan se fue y volvió. También Maradona se fue y volvió. Así que no descarten que un día se vaya a buscar petróleo a Qatar o a China, para jugar y ayudar a cerrar nuestras fábricas textiles, y vuelva. Recuerden que a lo mejor estarán en casa con sus familias y por la radio escucharán una canción, esta vez de Van Morrison, que dice:

Here i am again Back on the corner again Back where i belong Where I've always been Everything the same It don't ever change I'm back on the corner again In the healing game [Aquí estoy otra vez. De vuelta en la esquina otra vez. De vuelta a donde pertenezco. A donde siempre he estado. Todo sigue igual. Nunca cambia. Estoy de vuelta en la esquina otra vez. En el juego curativo].

Habrá vuelto. Así lo esperamos. Mientras tanto, disfrutémosle una última vez y felicitémosnos por haberlo visto."

¡Lo mismo decimos para ti Pep. Todos queremos que vuelvas.!

3 Comment

  1. Magnifico futbolista y magnifico comentarista. Demasiadas verdades para un solo post !
    P.S: Una lastima que Osorio se vaya solo al Stuttgart !

  2. Valentino es verdad, la claridad que demostraba desde el centro de la cancha, ahora la demuestra en estos comentarios. Como ya es tradición en el blog esperamos dos cosas: que Pep siga demostrando dentro de los terrenos de juego y que pueda contactarse por medio del blog con algunos de nosotros.

    Osorio puede demostrar todas sus virtudes en Alemania. Si tenemos en cuenta a Pep, con lo que dice sobre Cannavaro y los defensas franceses, yo pongo en el once ideal del Mundial 2006 a Osorio sin lugar a dudas. Hablando del mismo, me gustaría que dentro de los comentarios podamos armarlo. Los más parecidos a Pep fueron Pirlo y Xabi Alonso. Lamentablemente, ni España ni Holanda (creo que eran las 2 selecciones que más quería que sigan por Guardiola) no pudieron jugar más de 4 partidos.

    Saludos!. Que imporante que es México para Guardiola. Dorados pude ser su último club en activo como jugador, y también sirve para darnos cuenta que Pep puede seguir jugando unos años más.

  3. Anónimo says:

    Ahi va el mío:

    Van der Sar
    Zambrotta, Osorio, Ayala y Lahm
    Frings, Pirlo, Zidane
    Figo, Ronaldo y Robben.

    No podíamos elegir un 11 sin extremos en el Paradigma Guardiola.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Paradigma Guardiola en tu Email